¿Alguna vez haz hecho uso de una aplicación o entrado a una página web y no has llegado a entender su funcionamiento o haz tenido problemas para completar la tarea para la que se supone que está hecha?, tranquilo no desesperes. Esto se debe a que los creadores de la herramienta no han tenido en cuenta la experiencia de usuario.

Y es que la experiencia de usuario está estrechamente relacionada con el éxito de una aplicación. Originalmente el término fue difundido en los entornos de ingeniería informática y aplicado al desarrollo de páginas web, sin embargo, hoy en día se puede aplicar este término a otras áreas del diseño.

¿Qué es la experiencia de Usuario?

La experiencia de usuario o UX puede definirse como todos los aspectos relativos a la interacción del usuario (y aquí también podemos referirnos a las emociones) con los productos, aplicaciones o dispositivos. Dando como resultado una experiencia satisfactoria, positiva, negativa, etc.

Por ejemplo, supongamos que al entrar a un supermercado tienes prisa por comprar algunos productos para la oficina si encontraras en la sección artículos de oficina prendas de cama y en la sección de prendas de cama encontraramos carnes y verduras como puedes suponer, la frustración sería máxima.

Por esto los supermercados están ordenados y pensados para generar la mejor experiencia de usuario desde el ingreso hasta la salida (aunque admitamoslo nada es perfecto).

Así como en el ejemplo anterior, en el mundo online no es muy diferente, de hecho alrededor del 75% de los usuarios juzgan un sitio web por su estética. Una interfaz que haga más amigable la navegación y satisfaga las necesidades del usuario tiene más probabilidades de convertir a los usuarios en clientes.

¿Qué beneficios aporta una buena experiencia de usuario?

Además de lo mencionado líneas arriba, el diseño de una buena experiencia de usuario puede tener los siguientes beneficios para tu marca o proyecto:

Mejora tus resultados

De nada te sirve tener una página web o aplicación bellísima si es que esta no sirve a los propósitos que te has trazado en tu estrategia, ya sea que busques conseguir más suscriptores, vender algún producto o servicio o simplemente dar a conocer algún proyecto o idea. Si la experiencia de usuario no está alineada con los objetivos de tu estrategia es muy poco probable que consigas lo que buscas.

Generar Confianza

En el peor de los casos una web o aplicación con una mala experiencia de usuario puede causar desconfianza en el usuario y disminuir de esta manera el tiempo que los usuarios pasen dentro de tu plataforma. Esto sin duda es un pésimo indicador para Google quien suele usar este tipo de indicadores para “rankear” una web dentro de los resultados de búsqueda.

Crea Identidad de Marca

El uso de colores, formas y estilos dentro del diseño ayudan a que tu marca sea reconocible para cualquier usuario, esto sin dudas permite además la asociación de la marca a una experiencia agradable y satisfactoria.

Sobre este punto, quizás te interese ver cómo crear identidad de marca.

Acortar tiempos y simplificar procesos

Dentro de un sitio web o aplicación es muy común que debido a la cantidad de procesos o a la dificultad de la navegación los pasos para lograr la conversión (sea cual fuere tu objetivo) haya pasos o procedimientos que se repitan, generando en el usuario una sensación de hartazgo o insatisfacción. Además hay que tener en cuenta que un buen diseño de experiencia de usuario puede no solo resolver este problema, sino que además acorta el tiempo que pasa desde que el usuario entra en contacto con tu plataforma hasta que se logra la conversión.

¿Cómo empezar a mejorar la experiencia de usuario de mi aplicación?

Aunque siempre es bueno contar con la asesoría de un experto en diseño. Para empezar a realizar mejoras en tu sitio web para mejorar la experiencia de usuario puedes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Utiliza un lenguaje simple acorde a tu público

Usa siempre un lenguaje que todos puedan entender, que te permita llegar a la mayor cantidad de gente teniendo en cuenta el nicho al que va dirigida tu plataforma.

Por ejemplo, si tu público son profesionales en derecho no querran toparse con un lenguaje poco técnico que les haga pensar que la plataforma está hecha por gente que no tiene idea de la terminología legal. Pero si por el contrario tu público es gente interesada en el derecho, sin conocimientos previos, la mejor idea es usar ejemplos sencillos que ayuden a comprender fácilmente los casos y los procesos que la ley exige.

Informa de la evolución de la tarea

Ten en cuenta que si estamos hablando de plataformas que exijan de un proceso de diferentes etapas como en el caso de un ecommerce, siempre es bueno después de cada etapa informar en qué parte del proceso estás y si la etapa anterior fue completada exitosamente.

 

proceso de compra de un libro en una web

En este ejemplo puedes ver cómo en la parte superior de la vista se encuentran reflejadas todas las etapas del proceso y si han sido completadas o no. Esto le permite al usuario entender el proceso.

Permite el control del cliente

Permite que el usuario sienta que tiene el control total dentro de tu sitio, que puede avanzar en un proceso como cancelarlo o retroceder si le da la gana. Pero cuidado, esto siempre debe estar alineado con los objetivos que persigas ya que por ejemplo en una landing page lo importante es conseguir información de contacto por lo que darle muchas alternativas al usuario pueden distraerlo del objetivo.

Comunicación coherente con los colores

Aunque muchos no lo noten, en nuestras sociedades modernas los colores pueden transmitir ideas, sensaciones u otro tipo de mensajes alerta o conformidad. Por ejemplo el verde generalmente se asocia a la conformidad o aprobación de alguna acción o proceso, mientras que el rojo puede significar la cancelación o un error.

¿Qué elementos debe valorar la Experiencia de Usuario?

Para la elaboración de un buen diseño de la experiencia de usuario hay algunos elementos que debemos tener en cuenta, pues nos facilitarán centrarnos en obtener los mejores resultados.

 

  • Objetivos.

 

No es lo mismo crear una aplicación web para gestión de usuarios o prospectos que crear una landing page para la captura de LEADs, por esto el primer elemento a tener en cuenta es el objetivo que persigue tu aplicación para poder ser consciente de los pasos o procesos por los que deberá pasar el usuario.

 

  • Definir procesos.

 

Una vez determinados los objetivos, hay que trazar los procesos y los pasos que estos conforman para determinar la cantidad de interacciones a realizar por parte del usuario hasta lograr el objetivo propuesto para la web. De esta forma también podemos prescindir de pasos previos que sean repetitivos en nuestra aplicación, como por ejemplo formularios que contengan la misma información.

 

  • Diseño gráfico.

 

En este elemento debemos valorar el uso de las formas y los colores y la ubicación de los componentes de la web o aplicación. Hay que tener en cuenta que en la pantalla existen puntos de calor es decir ubicaciones sobre la pantalla que llaman más la atención de los usuarios y por tanto facilitan el que el usuario de clic en ellos.

 

  • Interfaz.

 

Ten en cuenta que hoy en día la navegación en Internet se da más a través de dispositivos móviles por lo que la interfaz no solo debe estar pensada para dispositivos de escritorio sino sobre todo para dispositivos móviles con especial atención a la velocidad de carga.

UX, UI y CX

Finalmente veremos la diferencia entre la experiencia de usuario, la interfaz de usuario y la experiencia de cliente. Ya que son conceptos entrelazados que en muchas ocasiones son confundidos.

Experiencia de Cliente

La experiencia de cliente está referida a toda interacción que tenga el cliente con la marca o empresa, por ejemplo si tuviéramos una experiencia de usuario desagradable con un sitio web, en la que no logramos iniciar sesión por ejemplo y llamaramos al servicio al cliente y el técnico nos diera la mejor atención que hayamos recibido en nuestra vida podríamos decir que tuvimos una experiencia de cliente agradable a pesar de haber tenido una experiencia de usuario ingrata.

Interfaz de Usuario

La UI es un subconjunto de la experiencia de usuario, ya que esta última también incluye la navegabilidad y usabilidad por ejemplo. 

El  UX se encarga de definir los procesos y flujos por los que pasará el cliente para que luego el diseñador se encargue de la creación de la interfaz con el diseño, los colores, las imágenes y sus ubicaciones.

Finalmente…

Algunas herramientas gratuitas que te pueden ayudar mejorar la experiencia de usuario en tu sitio web:

Google Optimize. Esta aplicación de Google te permite visualizar dentro de tu web los puntos de calor de la misma, para determinar qué cambios puedes implementar para mejorar tus resultados. Entre otras métricas te permite realizar test A/B sobre el diseño de tu web.

Google Speed Insights. Esta herramienta te permite valorar la velocidad de carga de tu web y determinar los archivos o secciones más lentas para ejecutar las mejoras en cuanto a velocidad.

Google Analytics. Si bien es cierto que analytics es sobre todo una plataforma para obtener distintos tipos de métricas, existe sin embargo una configuración que te permite identificar las etapas que siguen tus usuarios para determinar el paso o los pasos donde el usuario se pierde o se retira del proceso. Esto es muy útil para determinar el punto exacto donde se deben de aplicar mejoras de forma tal que el usuario pueda continuar con el recorrido hasta lograr la conversión.

 

Descarga ahora nuestra Guía UX/UI donde encontrarás más información relevante.